EZZE CELL REPAIRS
test

Al menos tres muertos en Honduras tras el despliegue del Ejército por la oleada de protestas

Publicado: 22 Junio 2019 | Visto 173 veces

Miles de hondureños han expresado su repudio al presidente Juan Orlando Hernández en masivas manifestaciones que mantienen paralizado al país centroamericano, de nueve millones de habitantes.

Los disturbios han dejado al menos tres muertos y más de 20 heridos, el más reciente este viernes, un chico de 17 años que según sus familiares fue asesinado por militares, un día después de que el mandatario desplegara al Ejército para sofocar las manifestaciones.

El joven participaba en un bloque de carretera, dijo su padre a France Presse. Honduras vive jornadas marcadas por la violencia: se registran bloqueos de carreteras y actos de vandalismo en Tegucigalpa y otras ciudades del país. A las manifestaciones que comenzaron en abril como respuesta a reformas impuestas por el Ejecutivo en los sectores de sanidad y educación, se unieron transportistas y un sector de la policía, aunque estos últimos decidieron dejar el viernes su "huelga de brazos caídos" tras llegar a un acuerdo con las autoridades del Ministerio de Seguridad, que les prometieron mejoras en sus condiciones laborales.

Hernández, cuya legitimidad ha sido cuestionada tras lograr un segundo mandato en unas elecciones controvertidas, se reunió el jueves con su Consejo de Defensa y Seguridad y amenazó con mantener el pulso frente a quienes exigen el fin de su mandato.

El mandatario ordenó el despliegue de las fuerzas armadas para contrarrestar las protestas y, dijo, "garantizar el derecho a la libertad de locomoción, protección de propiedad privada y pública y desde luego la protección de integridad de la población.

El Estado tiene la obligación de garantizarle al pueblo la protección de su integridad y goce de sus derechos”.

Para Víctor Meza, director del Centro de Documentación de Honduras (Cedoh), la decisión del mandatario de desplegar a las fuerzas armadas es una "muestra de desesperación y debilidad", que revela que Hernández "comienza a quedarse solo en un régimen carente de legitimidad y aceptación entre la población".

Honduras es una nación en crisis perpetua, que cumple ya dos meses de movilizaciones que demuestran el hartazgo de sus habitantes frente a la miseria, violencia, impunidad y corrupción que sufren día a día, problemas que el Gobierno no ha podido resolver. Tomado de El País.

Volver

Comentarios