test

Honduras: Mujer es descuartizada y su cuerpo arrojado a un barril plástico

Publicado: 13 Agosto 2019 | Visto 565 veces

Un sujeto supuestamente trastornado fue capturado ayer, porque supuestamente descuartizó a una mujer en 11 partes y luego los restos humanos los metió a un barril de plástico.

El horrendo crimen sucedió dentro de un taller de electrónica que está ubicado al final del bulevar del Norte, entre las colonias “Policarpo Paz García” y Torocagua, sector norte de Comayagüela.

El macabro descuartizamiento trascendió ayer a las 7:00 de la mañana, cuando el propietario del taller llegó al inmueble y quiso entrar y le fue negado el acceso por el supuesto vigilante y mecánico Cleofas Castejón Bardales (28).

Por medio de la línea de emergencia 911 los dueños del edificio alertaron que en la colonia Torocagua de Comayagüela, en un taller de mecánica ubicado a orilla de calle, salida al norte del país, se sospechaba que se había cometido un crimen.

Por tal razón, al sector se desplazó un grupo de agentes de policía que realizaron el llamado para que alguien abriera el inmueble sin encontrar respuesta alguna.

Tras localizar a uno de los encargados del negocio se procedió a abrir el local y fue en ese instante que un sujeto en veloz carrera trató de huir por la parte de atrás del inmueble y se inició una persecución que concluyó con su captura.

Luego de una inspección al lugar, los policías encontraron el cuerpo de una mujer desmembrada en al menos en 11 partes, dentro de un recipiente de plástico, tipo barril, color azul.

Enseguida y después de un breve interrogatorio, Cleofas Castejón Bardales se declaró culpable del hecho, versión que será sustentada a través de las investigaciones técnico científicas que realicen agentes de investigación de la Policía Nacional.

De igual manera, durante las inspecciones los técnicos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) encontraron un machete y una escoba supuestamente utilizados por el sospechoso para cometer el atentado criminal.

En el baño del negocio los efectivos encontraron rastros de sangre, por lo que se cree que en esa área fue descuartizada la víctima de identidad desconocida.

Posteriormente, el lugar fue acordonado por agentes de la Policía Nacional y de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), para proteger la escena del crimen a la espera del personal de Medicina Forense para su respectivo levantamiento.

Media hora después el personal forense hizo el respectivo levantamiento de los restos humanos y los trasladaron a la morgue capitalina.

En el predio forense se verificó que la mujer descuartizada tenía una edad aproximada entre 30 y 40 años, era piel blanca, contextura fornida, pelo negro, y con un tatuaje en una de las piernas.

La fémina ayer en la tarde seguía en calidad de desconocida al no encontrársele documentos, ni familia que llegara a la morgue para que la identificase.

Además, se estableció, mediante la primera inspección cadavérica, que su cuerpo fue dividido en 11 partes y a la espera de ser identificada, mediante exámenes científicos y la toma de huellas dactilares.

Sin embargo, en horas de la noche a la morgue capitalina llegaron familiares de una mujer desaparecida. Se trata de los parientes de Brania Ondina Mondragón, de 32 años, quien el domingo anterior salió a departir con unos amigos, pero a la fecha no aparece y permanece como desaparecida.

Por tal razón ayer los equipos forenses realizaban los trabajos pertinentes para establecer si es la misma persona que fue descuartizada en la colonia Torocagua.

De forma coincidente, la joven reportada como desaparecida, Brania Ondina Mondragón, tiene dibujado un tatuaje similar con el hallado en una de las piernas de la desmembrada.

Volver

Comentarios