test

Honduras: En el interior de su vivienda desaparece una bebé y horas mas tarde la encuentran con marcas en su cuerpo

Publicado: 13 Noviembre 2019 | Visto 724 veces

Una humilde familia, que hace 19 días recibió una hermosa bebita en su hogar, ayer alarmó a los vecinos ante la desaparición de la recién nacida y los gritos clamando ayuda que se escuchaban en la cuadra del barrio El Carmelo.

La bebé estuvo desaparecida por unas cinco horas al interior de su vivienda y fue encontrada con un grosero mensaje escrito en su abdomen, mientras su asustada madre afirma que incluso la buscaron por toda la casa y donde los vecinos.

La joven madre Rubenia Izaguirre relató que “yo amamanté a mi hija y se durmió, la fui a acostar a la habitación, me fui a la cocina a hacer aseo y cuando regresé ya no estaba, la busqué desesperadamente junto a la abuela por toda la casa y en varias ocasiones, casi cinco horas de no saber nada de mi hija”.

“Fue cuando vino mi cuñada que la encontró en el cuarto de ella y allí ya habíamos buscado también, le di de comer a la bebé y la acosté de nuevo, pero empezó a llorar y la revisé y tenía estas letras que dicen: ‘sos mía perra gata’, no he podido borrar las letras y la niña está muy inquieta”, contó.

La asustada madre afirmó no tener enemistades, pero sí califica la acción como una agresión o advertencia en su contra. Los vecinos indicaron que también colaboraron en la búsqueda de la pequeña en todas las habitaciones de la vivienda y junto a la Policía en casas vecinas.

Un extraño relato de Reyna González, abuela de la bebé, es que una hora después que apareciera la niña, procedió a orar por la vivienda y la madre de la infante, quien reaccionó con un desmayo, diciendo que se llamaba Anabel.

“Estaba orando por la casa, mi nieta y mi nuera, pero ella se desmayó y pues oré más por mi nuera y resulta que ella me dijo que se llamaba Anabel, yo le dije: ‘te vas demonio de aquí porque en mi casa habita el Espíritu de Dios’; dijo que se llamaba Anabel y ella se llama Rubenia Isabel Izaguirre, la ungimos con agua bendita y pues creemos que es un mal espíritu que nos quiere hacer daño”, relacionó.

Además, un extraño rotulo apareció grabado en una de las paredes dentro de la vivienda en el cual se leía "Se van a morir todos".

Este insólito caso tiene alarmado a todos los vecinos del barrio El Carmelo.

 

Volver

Comentarios