test

Turquía deja de frenar a los refugiados que quieren ir a Europa

Publicado: 28 Febrero 2020 | Visto 90 veces

“¡Eh! ¡Vosotros! ¡Aquí!”, grita, en medio de la noche, un soldado turco a unas sombras que se acercan. "Venid hacia aquí. Por la derecha, venga. Id para allá y esperad. Después, a Grecia, venga", dice el militar turco, con un lenguaje muy básico, porque quiere que a quienes habla le entiendan. Son un grupo de refugiados.

Turquía ha dejado de frenar a los refugiados y migrantes que quieran ir a territorio europeo, como pactó en su día con la UE. No solo no lo ha hecho, sino que les ha ayudado. La decisión llega después del bombardeo el jueves por la noche en el norte de Idleb contra soldados turcos. Murieron 33 militares.

“De momento estamos aquí esperando. No sabemos qué va a pasar. Pero nos ha dicho un militar turco que en unas horas van a abrir las puertas. Que lo intentemos otra vez. Espero que lo hagan”, dice Hasán, un joven afgano. Como él hay, en la frontera turcogriega, varios cientos más.

Esperan, todos, a que pase en el paso fronterizo de Pazarkule, que marca la frontera terrestre entre Turquía y Grecia. La mayoría de los que están son chavales que han venido solos. Hay, sin embargo, algunas familias. Muy pocas: tomar la decisión, casi sin tiempo, de abandonarlo todo no es algo sencillo.

Para justificar la apertura de fronteras y permitir que los refugiados pasen a Europa, el Gobierno turco ha usado como excusa la violencia en Siria y la situación en Idleb, donde hay, a día de hoy, un millón de personas esperando a que Turquía abra las puertas para que puedan escapar de las bombas y el terror que provocan los ataques de Bashar el Asad y Rusia.

Pero esa puerta, la que separa territorio turco de sirio, sin embargo, sigue cerrada. Turquía solo ha abierto la que va a Grecia, que ha cerrado sus puertas igual que Bulgaria. Mientras, la UE espera que Erdogan cumpla con los compromisos adquiridos para no provocar una nueva estampida de refugiados hacia Europa.

Volver

Comentarios