test

Honduras: Incendio y masacre en cárcel de mujeres en Támara

Publicado: 25 Mayo 2020 | Visto 465 veces

Gritos, llanto e insultos fue el ambiente que se vivió la madrugada del domingo, durante una reyerta entre privadas de libertad en el Centro Femenino de Adaptación Social (Cefas), ubicado en la aldea de Támara, en el Distrito Central, que dejó como resultado seis mujeres muertas y dos heridas.

De acuerdo a la información policial, se trata de mujeres pertenecientes a la Mara Salvatrucha (MS-13), que recién habían ingresado a la cárcel.

Provocaron incendio.

Cárcel 1
Los hechos iniciaron a eso de las 12:00 de la medianoche, cuando una de las internas habría provocado un incendio en el área de preliberación y eso activó las alarmas, por lo que de inmediato llamaron al Cuerpo de Bomberos.

Mientras tanto, en el gimnasio de la cárcel se estaba dando la pelea violenta con armas blancas; preliminarmente se conoció que las atacantes eran de la Pandilla 18.

En audios que circulan en las redes sociales, se escuchan relatos de las privadas, quienes suplicaban con angustia: “¡Por favor, abran los portones!... ¡Ay Dios mío, que nos abran díganles! Botemos el portón. Mejor rompamos el candado, porque esas mujeres de la MS-13 ya días andan diciendo que nos van a quemar vivas y las autoridades no hacen nada”.

Asimismo, en los audios se escucha que las mujeres aseguran que “esto no fue un incendio, fue planeado, las pandilleras planearon esto para jod... esas muchachas y después venirnos a jod... a nosotras, solo que no pudieron venir a abrir los candados y ya días venimos pidiendo que las trasladen a ellas y que nos trasladen a nosotras».

«Ellas, cada vez que quieren, vienen a jod... y la directora no hace ni ver... bien tranquila allí, cuando mataron a esas mujeres, porque ellas se fueron a meter al gimnasio... y después venían para acá y dijeron que aquí iban a pagar justos por pecadores, aquí, en el módulo 89”.

Asimismo, describen que “ellas iniciaron el incendio para que las policías se fueran para allá. Empezamos a gritar como locas para el torreón, para que pudiera venir una policía acá, porque ninguna policía había acá y nosotros miramos cuando las estaban matando a las que estaban en el gimnasio, porque ellas eran de nuevo ingreso y las policías como que nada».

Otra reclusa agrega que «había una muchacha embarazada y ellas como si nada, y andaba una muchacha con su hijo, y como que nada pasaba, y las autoridades no hacen nada y esto no se puede quedar así, porque son vidas humanas, si bien somos presas, pero tenemos derecho a la vida».

Además, una de las internas lamenta que “ni la casa cuna, allí no respetan ni los niños, porque ellas también les hacen pases a las mujeres que andan con niños, solo porque dicen que son MS, pero no hombe... ya nos cansamos, nos hartamos de esto, porque cuando ellas quieren vienen aquí, a tirarnos piedras, a decirnos que nos van a matar, que nos van a meter fuego y ya estamos cansadas y la directora no hace nada”.

De acuerdo a informaciones, el incidente se registró en un módulo vecino de donde guarda prisión la exprimera dama, Rosa Elena de Lobo, esposa del expresidente Porfirio Lobo Sosa, y quien guarda prisión desde marzo del 2018, por varios delitos.

Carcel 4

Rompieron portones.
Las privadas de libertad que conviven en los hogares 5 y 7 rompieron los portones y el techo, para dirigirse al gimnasio en donde permanecían seis internas de primer ingreso, a quienes asesinaron. Según datos policiales, las occisas mostraban golpes, heridas de arma blanca, algunas estaban desfiguradas y otras con evidencia de haber sido estranguladas.

De inmediato se activaron los protocolos para controlar el incendio, coordinando el apoyo del Cuerpo de Bomberos, miembros de la Policía Nacional y agentes del Grupo de Reacción Penitenciaria (GRP), estos últimos dedicados a salvar las vidas del resto de las internas, mientras los bomberos controlaban el incendio.

Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados a la morgue capitalina, hasta donde llegaron familiares para retirar los cadáveres y allí se observaron escenas desgarradoras, porque no podían creer que sus parientes hubieran muerto de manera violenta en el interior del centro penitenciario.

Identifican a las víctimas.

Las víctimas fueron identificadas como Wendy Yolanda Salinas Álvarez, Lizeth Abigail Moreno Carranza, Margarita Elizabeth Gómez Díaz, Gilda Yaneth Ruiz, Karla Yoselin Vallecillos (reingreso) y Patricia Nicole Velásquez, todas menores de 35 años.

Cárcel

Volver

Comentarios