test

Nicaragua niega el paso a casi dos mil refugiados cubanos que intentan llegar a Estados Unidos

Publicado: 17 Noviembre 2015 | Visto 1424 veces

Alrededor de la localidad fronteriza costarricense de Peñas Blancas, los cubanos han improvisado sitios para descansar en parques, gimnasios y estacionamientos, en espera del permiso de Nicaragua para seguir su recorrido.

"Usted ve que por todos partes están los cubanos, en cualquier lugar que usted mire hay un cubano tirado en el piso", contó este lunes a la agencia de prensa Hiram Iser, un cubano de la provincia de Granma (oriente), de donde salió hace dos semanas en un vuelo a Quito, desde donde emprendió su viaje por tierra a Estados Unidos.

Iser lamentó la agresión que sufrieron sus compatriotas cuando intentaron traspasar la frontera a Nicaragua, pero fueron repelidos violentamente por policías y militares, quienes usaron balas de goma y gases lacrimógenos para devolverlos a Costa Rica.

"Aquí hay niños pequeños, mujeres embarazadas. Somos más de mil personas, sería un crimen si nos obligan a devolvernos", expresó Iser, de 32 años.

Cubanos en Miami se manifestaron este lunes contra el maltrato sufrido por sus compatriotas, mientras que el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos condenó la represión a los migrantes.

La presencia de los cubanos desencadenó un duro intercambio diplomático entre los dos países centroamericanos luego de que Managua les negó el paso el domingo, al acusar a Costa Rica de violar su soberanía al autorizar el paso de los isleños.

La embajadora nicaragüense ante la ONU, María Rubiales, declaró el lunes que la decisión de San José de permitir el paso de los cubanos viola la soberanía de Nicaragua.

"Estamos informando a la comunidad internacional de esta acción irresponsable y violatoria de nuestra soberanía por parte del gobierno de Costa Rica", dijo Rubiales a medios oficiales nicaragüenses.

El canciller costarricense, Manuel González, dijo que envió a Nicaragua una "enérgica protesta" por lanzar al ejército contra los cubanos.

"He remitido una nota de protesta esta mañana muy enérgica al canciller nicaragüense, expresándole un rechazo absoluto no solo a la reacción desproporcionada de mandarle un ejército a una población civil, migrante, pacífica, sino especialmente por el tipo de acusaciones arbitrarias e infundadas que se han hecho en contra de Costa Rica", declaró González en conferencia de prensa.

Defendió que la situación de los cubanos sea discutida entre todos los países involucrados en su trayecto migratorio.

Cerca de 1.000 cubanos se aglomeraron el pasado jueves en la frontera de Costa Rica con Panamá, y el número subió a 1.700 el fin de semana, según la directora de Migración costarricense, Kathya Rodríguez.

Sumado a otros isleños que se encontraban en Costa Rica, fueron cerca de 2.000 los migrantes que se trasladaron hacia la frontera con Nicaragua, luego de que San José les otorgó una visa temporal de una semana para que pudieran continuar su trayecto hacia Estados Unidos.

Volver

Comentarios