test

Autoridades mexicanas impiden el avance del viacrucis migante

Publicado: 10 Abril 2015 | Visto 1049 veces
El Instituto Nacional de Migración mexicano (INM) mantiene “casi sitiados” a unos 300 migrantes centroamericanos en un albergue de Ixtepec (Oaxaca) regentado por el padre Alejandro Solalinde, destacado defensor de los derechos de los migrantes. 
 
El grupo participa en el llamado “Vía crucis migrante” una iniciativa para denunciar el aumento de las agresiones y la inseguridad en el tránsito de los migrantes hacia EUA.
 
El grupo partió el 24 de marzo de Tapachula (Chiapas) y llegó caminando a Ixtepec. Tras cinco días de descanso, pensaban seguir su camino, en autocares, hasta la capital donde tenían programadas varias entrevistas de alto nivel.
 
Sin embargo, el grupo tuvo que cambiar sus planes pues, a primera hora de la mañana, se instalaron tres retenes del INM en las inmediaciones del albergue. 
 
El padre Solalinde intentó interceder ante las autoridades pero solo recibió amenazas de ser acusado de tráfico de personas si salían los autocares. “A mi no me importa pero amenazaron también a los choferes”, relató el sacerdote.
 
Solalinde confirmó que, de momento, renuncian a seguir la expedición porque “no hay condiciones” aunque reconoció que está negociando. “Ya hay un movimiento de autoridades en el DF y a nivel federal que estan platicando esto con Inmigracion y con el ministerio del Interior y estan viendo la manera de otorgar medidas cautelares y buscar una solución a esta concentracion de los inmigrantes en el albergue”, afirmó.
 
El líder religioso denunció que la estrategia del INM no corresponde a derecho. “La ley de migracion dice que no puede haber ningun acoso a los albergues pero tampoco a los alrededores y lo estan haciendo”, afirmó.
Volver

Comentarios