test

Samuel Hernández El llamado fue más fuerte que yo

Publicado: 12 Mayo 2015 | Visto 4265 veces

Esta fue la respuesta que Samuel Hernández le dio a Memo y Azucena durante la entrevista radial que estos le hicieran en los estudios de radio Tropical Caliente el pasado viernes 8 de Mayo, a pocas horas de celebrarse el concierto dedicado a las madres..

 

Atendiendo a una visión y entendiendo que Dios usa a aquellos que le hemos dicho heme aquí. Dios, nos lanza una vez más el reto como empresa secular de organizar otro concierto cristiano. El motivo bendecir a las madres de New Orleans. Ya con la experiencia que nos había dado el concierto de Acción de Gracias en el 2013 con Danny Berrios nos lanzamos a una de las aventuras mas gratificantes en la vida del cristiano, trabajar para Dios.

 

Pero no es fácil, el que crea que por servir a Cristo las puertas se le van a abrir de par en par, me permito decirle que se equivoco. La palabra de Dios en Mateo 10: 34-36 nos dice: 34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.

 

La palabra se cumplió, muchos criticaron la actividad, otros fueron más lejos y abiertamente negaron su apoyo, también estuvieron los tibios los que no opinan pero tampoco deciden, aún así la Gloria de Dios se manifestó desde el primer día, mientras uno decía no, tres nos daban su apoyo y poco a poco se fue materializando el proyecto.


Dios sabiendo lo que había de acontecer, fue preparando nuestro espíritu y uno de esos días en los que piensas que ya no la hiciste, Dios nos revela la parábola de la gran cena que se encuentra en Lucas 14:15 -34 y dice: Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios. 16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. 17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. 18 Y todos a una comenzaron a excusarse.

 

El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. 19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. 20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.....

Muchos pusieron excusas para no llegar. Es aquí donde Dios se glorifica trayendo familias enteras de Texas y Florida. Dios nos dio palabra profética para esta ciudad a través de Samuel, muchos se reconciliaron y otros recibieron a Cristo como su Salvador personal.

 

Samuel Hernández, Nació el 26 de septiembre de 1972, en el pueblo de Caguas. Sus padres Elías Hernández y Raquel Vega, lo criaron en los caminos del Señor en el pueblo de Cidra.

 

Obtuvo su Bachillerato en Contabilidad y Mercadeo en la Universidad Metropolitana, siendo el promedio más alto de su clase. Comenzó a trabajar como Agente de Seguros en una prestigiosa compañía, alcanzando el premio de Agente de Seguro del año. Luego decide hacerle caso al llamado de Dios y deja su trabajo secular para trabajar de lleno en la Obra del Señor.

 

"Cuando tu entiendes cual es el propósito de Dios para tu vida, no improvisas". A los 22 años Samuel supo que tenía que servir al Señor, desde ese entonces a grabado muchos temas entre los cuales destacan; Levanto mis manos que fue la melodía que le cambio la historia a las radios seculares. Desde hospitales hasta nominaciones al Grammy Latino, y Billboard en la categoría música cristiana.

Volver

Comentarios