test

Encuentran muerta a una madre y sus dos hijos dentro de un vehículo

Publicado: 14 Mayo 2015 | Visto 2089 veces

La mañana de este jueves la policía de Nueva Orleans ha encontrado el cuerpo sin vida de Michelle McCullum de 25 años de edad y sus dos hijos Cylie McCullum de 3 años y Caden Nicholas McCullum de 5 años de edad.

La mujer y sus dos hijos habían desaparecido de manera extraña y hoy la policía encontró el vehículo abandonado en un tramo de carretera solitario a varios kilómetros al este de la ciudad.

De acuerdo al informe de la policía los tres parecen tener heridas de bala, la mujer y sus dos hijos fueron vistos por última vez con vida a las 10 pm el miércoles en la cuadra 1200 de la calle Treme.

Michael Harrison dijo que recibió una llamada telefónica de la familia de McCullum alrededor de las 12:30 am del jueves diciendo que ella había desaparecido y temían por la vida de los tres, aparentemente Michelle McCullum tenía ciertos problemas y sospechaban de tener ideas suicidas y podría cometer algún homicidio. La familia dijo a la policía que sospechaban de  Michelle quien podría tener  intención de hacerse daño a sí misma ya sus hijos.

En una conferencia de prensa matutina este jueves Harrison dijo que la policía de inmediato comenzó a buscar McCullum después de recibir la llamada telefónica de la familia. Ellos trataron de rastrear a McCullum por su teléfono celular, pero Harrison dijo que estaba apagado.

La mañana del jueves, la policía recibió una llamada diciendo que alguien había encontrado un vehículo que coincidía con la descripción y había personas en el interior. La policía llegó y encontró una "escena horrible", dijo Harrison.

Un arma de fuego calibre 40 fue encontrado en la escena en Old Gentilly Road, cerca de la calle Grant. La policía confirmó que los tres ocupantes recibieron un disparo mortal, por las condiciones en que se dieron los hechos y con el informe de los familiares es casi seguro que se trate de un asesinato y suicidio.

Lo que si se confirmó es que el arma pertenece a Michelle McCullum.

Volver

Comentarios