test

Felices Fiestas de Navidad

Publicado: 19 Diciembre 2018 | Visto 401 veces

La temporada de vacaciones se trata de dar. Nuestro sistema escolar ha tenido la suerte de beneficiarse de la generosidad de muchos líderes y organizaciones diferentes de la comunidad.

Uno de nuestros socios comunitarios más preciados es el Club Kiwanis de Dawn Busters. A lo largo de los años, han invertido literalmente millones en tiempo, servicios y recompensas para alentar a nuestros estudiantes más pequeños a leer. Dawn Busters Kiwanis ha servido a nuestra comunidad durante más de cuatro décadas. Actualmente recompensan a los niños por leer en más de 30 escuelas primarias de la Parroquia de Jefferson, y estoy seguro de que ese número solo aumentará. Desde bicicletas y dispositivos electrónicos hasta tarjetas de regalo y experiencias inolvidables, las recompensas otorgadas por los Dawn Busters y sus numerosos patrocinadores generosos hacen que muchos rostros sonrían.

Pero el trabajo que están haciendo les da a nuestros niños mucho más que juguetes nuevos. Ese estímulo adicional para leer está allanando el camino hacia la graduación. Los estudios muestran que los niños que no pueden leer a nivel de grado para el 3er grado tienen cuatro veces más probabilidades de abandonar la escuela. El tercer grado es un momento crítico en la educación de un niño. Esto es cuando los estudiantes pasan de aprender a leer, a leer para aprender. Los estudiantes que leen bajo del nivel de grado más allá del 3er grado probablemente se atrasarán en otras áreas de estudio, mientras luchan por leer y entender las instrucciones, lecciones y tareas que se dan en otras materias.

Los programas de lectura como el apoyado por Dawn Busters Kiwanis complementan el trabajo que ya se está realizando en nuestras aulas para garantizar que todos los niños estén leyendo a nivel de grado, durante esta importante transición, y cada año después. Les agradezco a ellos y a los muchos otros grupos comunitarios que hacen su parte para invertir en nuestros estudiantes las 128 horas a la semana que no asisten a la escuela. Si usted es el padre de un/una niño(a) pequeño(a), haga de la lectura una prioridad cada noche. Si usted es un miembro de la comunidad, comuníquese con la escuela de su vecindario para ver qué oportunidades de voluntariado hay disponibles. Hacer avanzar a los niños es un trabajo duro. Se necesita de todos. Sin embargo, mientras trabajamos juntos, sé que lo mejor está por venir para las Escuelas Públicas de la Parroquia de Jefferson.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios