test

Si aumentan los casos, aumentan restricciones

Publicado: 11 Julio 2020 | Visto 1250 veces

Tanto va el cántaro al agua que al fin se quiebra... esto dicho tan popular y tarareado en la cultura latina cobro vigencia con más fuerza que nunca el día de hoy.

El gobernador John Bel Edwards anuncio hoy sábado 11 de julio, que emitirá una orden estatal para que todas las personas que están en lugares públicos tengan que usar una máscara y ayudar con esta medida a frenar el rápido aumento en el número de casos de coronavirus en Louisiana y también que cerrara todos los bares que no tengan permiso de venta de comida y los que tengan este servicio tendrán que vender solo para llevar.

El uso de las máscaras dejara de ser una opción de los residentes o de los gobiernos locales para convertirse en ley. Los cambios son efectivos el lunes.

"Para mí está claro, especialmente después de los números que vimos ayer que nuestras restricciones actuales no son suficientes", dijo Edwards.

La decisión, anunciada en una conferencia de prensa, se produce después de que las métricas de coronavirus hayan empeorado en todo el estado. Louisiana registró más de 2,000 nuevos casos el viernes y el sábado, y la proporción de pruebas que dieron positivo ha aumentado junto con las hospitalizaciones. Louisiana se convierte en el último estado del sur en revertir las restricciones después de comenzar una reapertura gradual. Texas cerró bares y emitió un mandato de usar máscara. Mississippi ha ordenado máscaras en gran parte del estado, y Florida ha suspendido la venta de alcohol en bares. Los tres estados tienen gobernadores republicanos.

La recomendación de la Casa Blanca de usar mascara llevó a la Parroquia de East Baton Rouge a implementar un mandato de uso recientemente, uniéndose a las parroquias de Jefferson y Orleans para exigir que se cubrieran la cara. Shreveport se encontraba entre los otros municipios que exigían cubrirse la cara, pero un juez suspendió temporalmente esa orden.

Edwards, el único demócrata en el sur ha enfrentado la resistencia de los legisladores republicanos que están molestos por las restricciones del coronavirus. Algunos de los miembros más conservadores de la Cámara del Estado incluso iniciaron una petición para finalizar su declaración de emergencia, lo que revocaría efectivamente todas las restricciones. El anuncio representa la primera vez que el gobernador habrá aumentado las restricciones desde que comenzó una reapertura gradual el 15 de mayo.

Louisiana ha experimentado un aumento en los acasos de coronavirus en todo el estado. Esta semana que aun no termina ya se superan los 10,000 casos. Las hospitalizaciones también han aumentado, lo que significa que las infecciones no se limitan a los jóvenes que no experimentan síntomas graves.

Muchos coinciden en que el estado está avanzando en la dirección equivocada. La fase uno dio un poco de confianza a las autoridades para continuar moviéndose a una segura apertura de la economía, pero en la fase 2 los avances logrados se vinieron a pique.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios