test

Tepesianos en Louisiana no se rinden pese a fallo de la corte

Publicado: 19 Septiembre 2020 | Visto 200 veces

Santos Alvarado, Adalberto Castillo y Santos Canales tienen en comun muchas cosas, entre ellas el haber emigrado a Estados Unidos de su natal Honduras en busca de un sueño. Despues de más de 20 de vivir en este pais amparados al Estatus de Proteccion Temporal (TPS), un alivio migratorio que aprobo el gobierno de George Bush en 1998 y con el cual más de 300.000 inmigrantes de 10 países estan protegidos, podria llegar a su fin bajo la administración del presidente Trump. Bajo su lema y promesa de campaña de “Hacer a America grande de Nuevo”, Trump a venido en sus cuatro años de gobierno desmantelando proyectos migratorios que le daban a los inmigrantes el beneficio de vivir, trabajar y pagar impuestos en libertad en este pais, tener una licencia de conducir, un permiso de trabajo, fundar sus empresas, comprar casas, etc. Los años de lucha por permanecer y ser merecedores de una regulación migratoria permanente estarian a punto de terminarse por el desconocimiento que tienen los politicos de este pais de las leyes de inmigración.

El fallo judicial de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU., pone en riesgo de deportación a unos 300,000 salvadoreños, 5,000 nicaragüenses, 1,000 sudaneses y 58,000 haitianos que hasta ahora estaban amparados por esa protección migratoria con la que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

tps 18 de sep

Alvarado, Castillo y Canales son solo un pequeño remanente de los 3,500 tepesianos que viven en Louisiana. Su lucha no se limita al número, apoyo o rechazo que puedan recibir de la comunidad, su lucha es por sus familias, por sus amigos, por lograr permanecer en el pais que los ha cobijado por tantos años, en nuestra entrevista ambos coincidieron que regresar a Honduras no es una opción – salieron buscando algo mejor, como poder regresar después de tantos años a un país que lejos de avanzar va en retroceso por la corrupción generalizada, dijeron.

Su incursion en la lucha social
Alvarado se unió al Congreso de Jornaleros en el 2008 y sigue con la organización, “es como mi segunda casa” dijo - hay mucha gente que es demasiado humilde y no hacen una voz, nuestro trabajo es motivarlos, animarlos a que lleguen a las reunions para aprender que tienen derechos, dijo.

Alvarado emigró a los Estados Unidos en 1998, sus planes eran estar 18 meses. La falta de recursos económicos para la operación de uno de sus hijos, fué lo que le motivo a viajar, fue justo en ese año cuando el gobierno de los Estados Unidos aprueba el TPS y Alvarado aprovechó la oportunidad y se registró en el beneficio migratorio.

A Santos Canales también lo saco de Honduras la pobreza, la falta de oportunidades y un destino incierto. Aunque tarde pero logró ser persuadido por amigos de aplicar al TPS, beneficio migratorio que en un principio Canales rechazaba, pero que al final logro hacer. Hoy en día al igual que sus compañeros es un asérrimo defensor del programa y va en busca de una legalización definitiva.

Adalberto Castillo otro hondureño convencido que se puede hacer más en esta lucha por permanecer, nos contó como un día viendo los programas en la televisión y escuchando de las manifestaciones se dijo para si “Si alguien esta luchando porque yo estoy sentado” a partir de ese momento comenzo a contactarse con grupos de hondureños en Estados Unidos hasta llegar a conocerce con Alvarado y Canales, hoy en dia ambos alzan la bandera de lucha para que el TPS se extienda o se convierta en un beneficio permanente.

La decision de un tribunal de apelaciones de EE.UU., el 14 de septiembre le dió al presidente estadounidense, Donald Trump, la potestad de poder finiquitar el TPS. En una decisión de 2-1, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito anuló una orden judicial preliminar emitida por el juez de distrito de EE.UU. Edward Chen en 2018 que impedía que la Administración pusiera fin al TPS para inmigrantes de esos países.

¿Permisos de trabajo hasta cuándo?
Los permisos de trabajo de los beneficiarios del TPS de los cuatro países afectados vencen el 4 de enero.

“Eso significa que, si la corte suprema no interviene antes de esa fecha, estas personas deberán buscar otra forma de permanecer legalmente en el país o de lo contrario serán puestas en proceso de deportación”, dijo José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami (Florida).

En el caso del TPS de Haití, los beneficiarios del programa están sujetos a otra demanda por separado que se ventila en la Corte de Apelaciones del 2do. Circuito en Nueva York.
En el 2017 y 2018, la Administración de Trump anunció que terminaría la designación del TPS para estos cuatro países; una decisión que un tribunal de distrito de California bloqueó. Además de los 400,000 inmigrantes que están protegidos por el TPS, también se espera que el fallo afecte a más de 200,000 niños nacidos en Estados Unidos, según documentos judiciales. Sin TPS, estos beneficiarios podrían ser deportados si no encuentran otra forma de legalizar su estatus migratorio.

Tendrán un año más
Pese a la decisión, Trump realmente no podría terminar el TPS para Nicaragua, Sudán y Haití hasta el próximo 5 de marzo, mientras que los salvadoreños tienen tiempo hasta noviembre del 2021, según uno de los abogados líderes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), Ahilan Arulanantham.

Arulanantham explicó eso en una llamada organizada por la Alianza Nacional para el TPS (TPS Alliance) poco después de hacerse público el fallo judicial, en la que tildó a Trump de “racista” y anunció que continuarán tomando acciones legales contra la eliminación del programa para los cuatro países.

tps2

La designación del TPS es un beneficio temporal y sus beneficiarios son sometidos a verificaciones de antecedentes para garantizar que no representan un riesgo para la seguridad del pais. El Salvador fue incluido en este programa en el 2001, Nicaragua en 1999, Sudán en 1997 y Haití en el año 2010.

Para Canales, Alvarado y Castillo, “la desición es solo un tropiezo que da motivación para continuar”. - “ Aqui no ha pasado nada, que siga la fiesta” dijo Alvarado.

Por ahora el grupo se prepara para varias acciones a nivel local, el pasado 16 de septiembre se congregaron en las afueras de la Corte del Quinto Distrito en New Orleans y para recivir la Caravana que saldra de Los Angeles, California el 21 de Septiembre, recorreran mas de 50 ciudades en dos meses, visitando y apoyando a los tepesianos de estos lugares. Se espera que la Caravana lleguen a Baton Rouge el 13 y 14 a New Orleans.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios