test

Raúl Gámez Veterano de Guerra, agente de seguros y amigo de la comunidad

Publicado: 10 Noviembre 2015 | Visto 1458 veces

Fue en el año 2000, mientras yo me desempeñaba como locutora de Radio Fabulosa 830 AM cuando tuve la oportunidad de conocer al mejor amigo y asesor financiero que he tenido desde que llegue a este país. El Ingeniero Raúl Gámez, quien venía de sobrevivir a tres infartos al corazón, había decidido vivir y aprovechar la oportunidad que la vida le estaba dando. 15 años han pasado, de los cuales los últimos 4 han sido para desarrollar con mucho éxito uno de sus grandes sueños - tener una compañía de seguros en la cual le pueda seguir ayudando a la comunidad. A través de Global Title, lo está logrando, con el lema “Honestidad, Transparencia y Respeto” su compañía se sitúa entre una de las más exitosas de la ciudad de Kenner.

Con todo el éxito obtenido, producto de su ardo trabajo y dedicación, Gámez sigue siendo el mismo hombre humilde y carismático. Nació en San Pedro Sula en los años 50’s – su infancia, aunque con algunas limitación, nos comenta “fue hermosa.” Su padre, originario de San Miguel, El Salvador, se vino a Honduras a la edad de 9 años. Su madre, originaria de Olancho, se mudo a San Pedro Sula, lugar donde se conocen y deciden hacer vida juntos.

En los años 20’s, su padre mejor conocido como “El Indio Gámez”, a los 18 años, se junta con un grupo de amigos y ponen las bases de lo que es el Club deportivo Maratón hoy en día. En el proceso relata Gámez, hijo, mandaron a comprar un balón a Estados Unidos que por cierto se tardo dos meses en llegar. La sorpresa fue que no era redondo sino ovalado, pero les llamo la atención el nombre de la marca del balón – Maratón, y así se fue quedando.

Por ironías de la vida, Gámez no tuvo la oportunidad de jugar con el Maratón. En aquellos entonces, se pensaba que el futbol era para vagos. “Me iba de escondidas de mi mama a practicar todas las tardes,” comenta Gámez.

Su experiencia deportiva la adquiere con el equipo del ejército de los Estados Unidos como portero de la selección. En ese tiempo, y gracias a los viajes que hicieron a Europa, La Coneja Cardona, una de las glorias del futbol hondureño, que en paz descanse, le consigue la oportunidad de probarse en el Elche FC. A los directivos les gusto como jugaba. Estos le ofrecen $600 dólares para que se quedara con ellos, pero Gámez ganaba $700 en el ejército y como el mismo lo confiesa, nunca fue disciplinado. Estaba cansado de andar de un lado para otro con el ejército, así que no acepto.

Terminado el servicio militar, se matriculo en LSU. Se graduó en tres años; se puso a trabajar y jugo por un tiempo con las ligas locales en Audubon Park. “Recuerdo a Carlos Mitchell, fundador del Honduras Futbol Club, a los equipos Ecuador, Costa Rica, a Chepe Bonilla, Carlos Bonilla, al Honduritas, el Olimpita, y muchos más...”

A sus 64 años, Gámez se considera un hombre con gran fuerza de voluntad, que no se da por vencido muy fácilmente, tímido hasta cierto punto, pero con una gran capacidad de perdón. El odio es un sentimiento que no ocupa lugar en su vida. Hasta hoy ha logrado materializar gran parte de sus sueños. De padre de 5 varones y junto a su esposa y su personal han hecho de su compañía Global Title LLC, el vehículo perfecto para ayudar a la comunidad.

“Este es el país más hermoso que hay en el mundo, porque aquí hay oportunidades. Si las personas se dedican a trabajar duro, aprenden inglés, compran su casa y ayudan a sus familias en su país, todas las cosas les tienen que salir bien”. Puntualizó

Volver

Comentarios