test

John Edwards Bell planea emitir orden ejecutiva para proteger a empleados LGBT

Publicado: 16 Diciembre 2015 | Visto 1344 veces

El gobernador electo John Bel Edwards planea emitir una orden ejecutiva para proteger a la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénico de ser despedidos, discriminados o acosados como empleados estatales y contratistas del gobierno.

La orden de Edwards cubriría los trabajadores estatales y contratistas del gobierno en las agencias y departamentos que supervisa. Pero las órdenes ejecutivas no necesariamente unen partes del gobierno que están fuera del control del gobernador, como el poder judicial.

El equipo de transición de Edwards no dio una fecha para cuando la orden podría ser emitida, pero el demócrata será juramentado en su cargo el 11 de enero.

“Las personas no merecen ser despedidas de sus puestos de trabajo a causa de quienes son”, dijo Matthew Patterson, de la organización Igualdad para Louisiana(Equality Louisiana, por sus siglas en inglés), un grupo de defensa LGBT.

En la mayor parte de Louisiana, todavía es legal despedir a alguien por ser gay o tener una relación del mismo sexo. Sólo en Nueva Orleans y Shreveport – que tienen ordenanzas locales especiales en los libros – está prohibido despedir a una persona por ser un miembro de la comunidad LGBT.

Hay algunas otras excepciones, también. Los gobiernos de Jefferson y Lafayette Parish tienen políticas de no discriminación en el lugar de trabajo para sus trabajadores del gobierno local. El Alcalde de East Baton Rouge Kip Holden ha emitido una orden ejecutiva que cubre a sus trabajadores del gobierno local, similar a la que Edwards espera poner en marcha.
Los trabajadores estatales y contratistas, incluidos los que están en los hospitales y centros de enseñanza superior, actualmente pueden ser despedidos a causa de su orientación sexual. La orden de Edwards prohibiría esa práctica.

Los dos gobernadores demócratas más recientes de Louisiana - Edwin Edwards y Kathleen Blanco - firmaron directivas similares para prohibir la discriminación cuando se encontraban en el poder.

Los Gobernadores Mike Foster y Bobby Jindal, ambos republicanos, se negaron a ofrecer esas protecciones. Jindal llamo a la orden ejecutiva de Blanco de proteger a los trabajadores estatales LGBT y contratistas “innecesaria” cuando asumió el cargo en el 2007.

Para Edwin Edwards, la orden puesta en marcha en 1990, fue algo innovador en su momento. Blanco adoptó esencialmente el mismo enfoque - proteger a las personas de ser discriminadas por su orientación sexual - pero amplió la orden con el fin de proteger del acoso en el lugar de trabajo.

“Ciertamente estamos mirando adelante con un gobernador que hace que los derechos humanos sean una prioridad”, dijo Sarah Jane Brady, con el Foro para la Igualdad, un grupo de defensa LGBT.

Pero no todo el mundo está contento con el regreso de la orden ejecutiva de Edwards. El Foro de la Familia de Louisiana, un grupo cristiano conservador, dijo que luchará contra la orden. Tal orden causa problemas para los trabajadores estatales y contratistas que se oponen a las relaciones homosexuales por razones religiosas. “Tengo las mismas preocupaciones sobre la libertad religiosas”, dijo Gene Mills, director del Foro de la Familia Louisiana.

Volver

Comentarios