test

Aunque los jueces se opongan “DACA” y “DAPA” tienen una base legal sólida.

Publicado: 24 Abril 2015 | Visto 1857 veces

El viernes 17 de abril fue un día histórico para las organizaciones de trabajadores por la Justicia Social y Racial en New Orleans. Desde las 5:00 de la mañana y muy bien organizados con pancartas, música, agua y alimentos y sin importar la amenaza de lluvia de las primeras horas y después la llovizna que cayó casi al filo del mediodía, los más de 500 manifestantes entre hombres, mujeres, niños y ancianos, permanecieron más de 8 horas plantados en las afueras de la Corte de Apelaciones 5to Circuito localizada en el bloque 600 de Camp en señal de apoyo a la Acción Ejecutiva (alivio migratorio) que anuncio el presidente Barack Obama el 20 de noviembre del 2014 y a la vez en rechazo por las acciones legales que 26 gobernadores en su mayoría republicanos interpusieron en contra, lo que provoco que el juez federal de Texas, Andrew Hanan, detuviera la aplicación de la ley.

“Siento vergüenza decía un activista de Texas, que en mi estado haya comenzado esta acción inhumana y anti -inmigrante”.

Hubieron tres momentos muy importantes para estos activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes durante esta manifestación, el primero fue, cuando ingresaron al interior de la Corte decenas de inmigrantes que, vistiendo camisetas con mensajes pro- reforma, quisieron mostrar el “rostro humano” de la crisis migratoria en EEUU. El segundo momento fue cuando comenzó la marcha que rodeo por varias horas el edificio de la Corte de Apelaciones cantando y gritando consignas como: ¿ QUIEN ES ESE QUE HACE RUIDO? , Es el pueblo que está unido. ESTA MARCHA NO ES DE FIESTA ! Es de lucha y de protesta. De norte a sur, de este a oeste defenderemos DAPA, cueste lo que cueste y por último cuando se dio la conferencia de prensa para informar a los presentes de los resultados obtenidos.
La audiencia sólo tenía el objetivo de examinar la petición de emergencia del Departamento de Justicia para levantar el freno temporal de los alivios migratorios, que impuso el juez federal Andrew Hanen el pasado 16 de febrero, dos días antes de la puesta en marcha para la extensión del programa de “acción diferida” (DACA) para Dreamers. El otro programa para adultos con hijos residentes legales o ciudadanos estadounidenses, conocido por las siglas en inglés “DAPA” que debía entrar en vigor el próximo 19 de mayo, también quedó en suspenso.

La audiencia estuvo presidida por los jueces Stephen A. Higginson, Jennifer Elrod, y Jerry E. Smith –éstos dos últimos de línea conservadora- que hicieron duras preguntas, algunas muy hipotéticas, tanto al abogado del Departamento de Justicia como al que representa a los 26 estados que exigen la eliminación permanente de los alivios migratorios, explico
Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), que también estuvo presente en la audiencia.

“Los jueces escucharon los argumentos de las dos partes, pero creo que nuestra presencia acá fue importante, para que los jueces vieran el poder de la gente que estaba afuera”, dijo Fernando López, organizador del Congreso de Jornaleros de Nueva Orleans.

Volver

Comentarios