test

Joven hondureño es acusado de asesinar a su compañero de cuarto en Baton Rouge

Publicado: 07 Febrero 2019 | Visto 3394 veces

Un video de la escena del crimen que incluía un cuerpo severamente golpeado, sangre en las paredes y el techo de un dormitorio, un machete y un bote de cloro en el lavamanos del baño se presentó ante un jurado en el juicio de un hombre hondureño identificado como David Gerardo Bueso, acusado del asesinato de su excompañero de cuarto en Baton Rouge.

El hecho ocurrió en el 2017. La víctima responde al nombre de Jhoel Tercero Brisuela, también de origen hondureño.

Un fiscal sugirió David Gerardo Bueso, de 21 años, usó el machete para golpear fatalmente a Jhoel Tercero Brisuela, de 22 años, en el apartamento de la víctima en la avenida Coy en el área de Gardere.

Bueso es acusado de asesinato en segundo grado por el asesinato en los apartamentos Broussard Plaza Apartments el 5 de agosto del 2017 y enfrenta una sentencia obligatoria de cadena perpetua si es declarado culpable de ese cargo.

La oficina del forense de la parroquia de East Baton Rouge determinó que Brisuela murió por lesiones contundentes en la cabeza. Sufrió fracturas de cráneo y contusiones del cerebro.

El fiscal de distrito asistente Morgan Johnson dijo a los jurados en su declaración de apertura ayer que Brisuela fue emboscado mientras dormía en su habitación.

El video de la escena del crimen grabado por el ayudante del alguacil de la parroquia de East Baton Rouge, Clifton Street, y jugado dentro de la sala del tribunal estatal del juez de distrito Richard Anderson mostró las horribles consecuencias de la golpiza.

El cuerpo ensangrentado de Brisuela estaba parcialmente sobre un colchón y el piso de su dormitorio, y la sangre salpicada en las paredes y el techo.

Johnson, quien dijo que el cráneo de la víctima estaba visiblemente dividido, sugirió que el asesino de Brisuela limpió el machete con lejía e impidió que se descubriera material de ADN en el arma del presunto asesinato.

También se encontró un bate de béisbol de metal en el dormitorio, pero Street dijo que el bate no fue examinado por posibles pruebas de ADN porque el machete estaba “enfocado” como el arma principal. Dijo que no se detectó sangre o piel en el bate.

El abogado de Bueso, Arvind Viswanathan, dijo al jurado que el Estado pretende llamar a unas dos docenas de testigos, ninguno de los cuales estaba presente cuando Brisuela fue asesinada.

“En ningún momento oirá a nadie de esa posición (testigo) decir que el ADN de David Bueso está en ese machete”, agregó.

Johnson, sin embargo, dijo que el ADN de Bueso y la sangre de Brisuela se encontraron en la botella de lejía.

La sangre de la víctima también fue descubierta en los pantalones recolectados en un departamento de Coursey Boulevard, dijo, luego de que Bueso le dijo a los investigadores que era donde podían encontrar la ropa que llevaba puesta la mañana del asesinato. theadvocate

Volver

Comentarios