test

Trump amenaza a California con cancelar fondos del tren AVE

Publicado: 21 Febrero 2019 | Visto 213 veces

El enfrentamiento entre el Gobierno de Donald Trump y el Estado de California ha llegado a las cosas de comer. En una serie de tuits desde el fin de semana, Trump amenaza con cancelar la transferencia de 900 millones de dólares de fondos federales para el proyecto del tren de alta velocidad y reclama al Estado la devolución de otros 2.500 millones aportados por el Departamento de Transportes.

La amenaza afecta a una cuarta parte de los fondos ya comprometidos y no está aún claro que haya una vía legal para negar ese dinero, pero Trump ha añadido incertidumbre a un proyecto que ya se estaba convirtiendo en un problema de imagen pública para la Administración de California.

El tren de alta velocidad de California, que debía unir San Francisco y Los Ángeles en 2029, es el mayor proyecto de transportes de Estados Unidos. Se puso en marcha por empeño del anterior gobernador, Jerry Brown, que consiguió asegurar la financiación para empezar los trabajos en el Valle Central del Estado, en un tramo entre Fresno y Madera.

El coste total estimado iba a ser inicialmente de 68.000 millones de dólares. Ya ha aumentado a 77.000 millones. Los sobrecostes y los retrasos de planificación y ejecución han ido limando poco a poco el apoyo del público al proyecto. Los republicanos han hecho de él un flanco de ataque al gasto público de los demócratas en el Estado.

El pasado 12 de febrero, durante su primer discurso sobre el estado del Estado, el nuevo gobernador, Gavin Newsom, dedicó una parte de su intervención al tren de alta velocidad y dijo: “Seamos realistas. El proyecto, tal como está planificado, va a costar demasiado y va a tardar demasiado.

Ha habido poca supervisión y no suficiente transparencia. Ahora mismo, simplemente no hay un camino para completar una línea desde Sacramento hasta San Diego y mucho menos desde San Francisco hasta Los Ángeles”.

Newsom dijo que se iba a completar el tramo actualmente en construcción, entre Merced y Bakersfield, en el Valle Central rural. Lo que los críticos del proyecto llaman despectivamente el tren a ninguna parte, porque no sirve a ninguna de las grandes ciudades de la costa.

Las palabras del gobernador fueron interpretadas inmediatamente como una renuncia a la construcción de la línea completa. Al día siguiente, el gobernador dijo que se le había malinterpretado.

Volver

Comentarios