test

Autoridades federales hacen redada de migrantes ilegales en fabricas de Mississippi

Publicado: 08 Agosto 2019 | Visto 997 veces

Autoridades migratorias federales arrestaron el miércoles a 680 personas después de realizar redadas en siete plantas procesadoras de alimentos de Mississippi.

El director interino de Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, Matthew Albence, dijo a The Associated Press que el saldo de arrestos podría significar el mayor operativo en sitios laborales en al menos una década, y probablemente el más grande de la historia en un solo Estado.

Las autoridades señalaron que unos 600 agentes inspeccionaron las plantas y rodearon los perímetros para evitar que los trabajadores escaparan. Los agentes se concentraron en varias compañías.

Las redadas se realizaron en pequeñas localidades cerca de Jackson, cuya fuerza laboral está conformada principalmente de inmigrantes latinos. Los operativos se llevaron a cabo en comunidades como Bay Springs, Carthage, Canton, Morton, Pelahatchie y Sebastapol.

“Somos país de inmigrantes, pero también somos un país de leyes y continuaremos haciéndolas cumplir”.

Así de tajante se mostró el fiscal del distrito sur del Estado de Misisipi, Mike Hurst, al detallar ante la prensa la que definió como la mayor redada contra inmigrantes realizada en Estados Unidos en la última década.

La policía migratoria estadounidense (ICE, por sus siglas en inglés), ayer, detuvo a 680 trabajadores de siete plantas procesadoras de alimentos en distintas localidades de este Estado sureño, donde existe una alta presencia de inmigrantes de origen latino.

Hurst, del Partido Republicano, afirmó que esta macrorredada contra “inmigrantes ilegales” fue planeada desde hace meses y que es “la acción de las fuerzas del orden más grande en un solo Estado de la historia de EE UU”.

Alrededor de 600 agentes participaron en la operación llevada a cabo este miércoles en los centros de trabajo de los detenidos, ubicados en pueblos cercanos a la ciudad de Jackson y que cuentan con una fuerza laboral compuesta en gran medida por inmigrantes latinos.

Los arrestados pasarán a custodia del ICE, que decidirá si los encierra en un centro de detención hasta ser deportados a sus países de origen o si los pone en libertad mientras los jueces deciden sobre su permanencia o no en EE UU.

Quienes pudieron demostrar que tenían estatus legal fueron puestos en libertad, según el diario The Washington Post.

La cadena local de Jackson WJTV publicó imágenes y videos donde aparecen llorando en la calle los hijos de algunos de los arrestados cerca de la ciudad de Forest.

“Desconocidos y vecinos los están llevando a un gimnasio local para pasar la noche”, tuiteó el periodista Alex Love. “Muchos se quedan asustados y llorando tras regresar a casa de la escuela y ser encerrados sin sus padres”.

Volver

Comentarios