test

Muere un inmigrante cubano en un centro de detención Correccional Richwood

Publicado: 17 Octubre 2019 | Visto 251 veces

Un inmigrante cubano que permanecía en un centro de detención en Luisiana (EEUU), falleció por un aparente estrangulamiento, informó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), que investiga el suceso.

Roylan Hernández Díaz, de 43 años y quien permanecía en el Centro Correccional Richwood, fue hallado en su celda sin signos vitales y no respondió a los esfuerzos del personal médico del centro y de emergencia para reanimarlo, señaló el ICE en un comunicado. "La causa preliminar de la muerte parece ser el estrangulamiento autoinfligido; sin embargo, el caso está actualmente bajo investigación", detalla la nota.

Su custodia
El cubano permanecía bajo custodia de ICE desde el pasado 20 de mayo, dos días después de que fuera encontrado por agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense en un puerto de entrada en la localidad de El Paso (Texas), y fuera considerado inadmisible bajo la ley de inmigración y nacionalidad de los Estados Unidos.

El comunicado puntualiza que Hernández Díaz estaba a la espera del trámite de su solicitud para un beneficio migratorio y que en el momento de su muerte esperaba comparecer ante los tribunales federales de inmigración. El ICE confirmó que había notificado el fallecimiento a los familiares del ciudadano cubano, así como al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y a la Oficina del Inspector General, entre otros.

Huelga de hambre
La publicación BuzzFeed News indicó que el inmigrante era solicitante de asilo y había emprendido una huelga de hambre frustrado por la no resolución de su caso por las autoridades de inmigración.

Según BuzzFeed News, se trata de la segunda persona que muere bajo custodia de ICE en el actual año fiscal, que se inició este mes y va hasta septiembre de 2020. La esposa del fallecido, identificada como Yarelis Gutiérrez, aseguró a la publicación que habló con Hernández Díaz por última vez el pasado 9 de octubre después de una audiencia en la corte de inmigración.

"Me dijo que iba a participar en una huelga de hambre debido al abuso que sufrió durante su detención", afirmó Gutiérrez, quien describió a su esposo como enojado y decepcionado, aunque aclaró que él nunca dijo que iba a lastimarse o suicidarse.

Volver

Comentarios