test

Tribunal de Estados Unidos autoriza a Trump para poder finalizar el TPS

Publicado: 15 Septiembre 2020 | Visto 389 veces

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos decidió ayer que el presidente estadounidense, Donald Trump, puede finiquitar el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) que protege a casi 400,000 inmigrantes de El Salvador, Nicaragua, Sudán y Haití de la deportación.

En una decisión de 2-1, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito anuló una orden judicial preliminar emitida por el juez de distrito de Estados Unidos, Edward Chen en 2018, que impedía que la Administración pusiera fin al TPS para inmigrantes de esos países.

El fallo judicial de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, pone en riesgo de deportación a unos 300,000 salvadoreños, 5,000 nicaragüenses, 1,000 sudaneses y 58,000 haitianos que hasta ahora estaban amparados por esa protección migratoria con la que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

"El tribunal de distrito abusó de su discreción al emitir la orden judicial preliminar", señalaron los tres jueces del tribunal con sede en Pasadena, en California (Estados Unidos).

En 2017 y 2018, la Administración de Trump anunció que terminaría la designación de TPS para estos cuatro países; una decisión que un tribunal de distrito de California bloqueó.

Además de los 400,000 inmigrantes que están protegidos por el TPS, también se espera que el fallo afecte a más de 200,000 niños nacidos en Estados Unidos, según documentos judiciales.

Sin TPS, estos beneficiarios podrían ser deportados si no encuentran otra forma de legalizar su estatus migratorio.

Pese a la decisión de ayer, Trump no podría terminar el TPS para Nicaragua, Sudán y Haití hasta el 5 de marzo, mientras que los salvadoreños tienen tiempo hasta noviembre del 2021, según uno de los abogados líderes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), Ahilan Arulanantham.

Arulanantham explicó eso en una llamada organizada por la Alianza Nacional para el TPS (TPS Alliance) poco después de hacerse público el fallo judicial, en la que tildó a Trump de "racista" y anunció que continuarán tomando acciones legales contra la eliminación del programa.

"Las declaraciones viles del presidente sobre los titulares de TPS dejaron perfectamente en claro que su Administración actuó con motivo racial. La Constitución no permite que la política sea impulsada por racismo", agregó el letrado.

Volver

Comentarios